04/Mar/2021
e7b506b8-0ee0-45c5-8bc8-be63d208e883.jpg?fit=1200%2C706&ssl=1

Hoy contribuimos con este artículo que seguramente te va a sorprender, y te puede servir como apoyo para que observes tus emociones y como repercuten a tu mascota, y puedas utilizarlo a tu favor sino eres tan consciente de tus reacciones y emociones.

La influencia de tus emociones sobre tu perro.

Está comprobado por estudios científicos que los perros absorben nuestras emociones, que afectan a su comportamiento. Tus rasgos de personalidad y tus estados emocionales tienden contagiarse en tu perro.

Muchos habrán notado también que cuando se dirigen a su perro en tono enfadado, este se acerca a ellos lentamente, con mucha precaución, olfateando a distancia o con las orejas caídas. Sin embargo, si reclamamos su atención con alegría, vendrá inmediatamente, contento. Los expertos dicen que los perros son nuestro reflejo emocional, ellos son capaces de identificar mediante nuestras hormonas emociones como el miedo o la ansiedad y esto influye en su comportamiento.

Un aspecto clave en este punto es el vínculo que tengamos establecido con nuestro perro. Cuanto más estrecho sea, más influencia directa tendrá nuestro estado emocional sobre el del animal.

Las discusiones en casa, ambientes emocionales tóxicos provocan conductas indeseadas en los perros: a veces vómitos, hacer sus necesidades en casa cuando antes no lo hacían, un estado de estrés constante transmitido a nuestro perro lo hará vivir en estado de alerta, siempre pendiente de los peligros que puedan acechar, y afectar negativamente a su conducta.

Los perros pueden ayudar a descubrir nuestro propio estado emocional, si su conducta nos llama la atención como nerviosismo, agresividad o inseguridad, puede ser conveniente que nos autoevaluemos y ver si no estamos proyectando algo que él nos devuelve a su manera.

 

La influencia de tus emociones sobre tu gato.

Muchas evidencias han encontrado sobre la relación emocional entre perros y humanos son  aplicables también a la de los propietarios con sus mascotas felinas.

Estudios recientes hablan de la repercusión y personalidad de los dueños, sobre el estado emocional de sus compañeros felinos.

Las conclusiones señalaron que la inestabilidad emocional de los propietarios afecta de forma clara a sus gatos, provocando estilos de comportamiento más agresivos y ansiosos.

De la misma forma, se establecieron paralelamente, la influencia emocional de los propietarios con sus mascotas, como la de los padres con sus hijos.

Esperamos como siempre nuestro artículo te aporte para la comprensión y auto observación, te recordamos que una mascota siempre será el reflejo de ti, de tu amor, paciencia  y educación.

 

Recibe nuestros más afectuosos saludos.

       YC!