22/Oct/2020
woman-girl-beauty-mask-3192-scaled.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

¿Sabías que las mascarillas hechas en casa muchas veces son más efectivas que las mascarillas de los mercados y marcas de prestigio? y ¿algunas llevan materiales naturales?

No necesitamos recordarte que generaciones pasadas utilizaban todo tipo de frutas, arcilla, leche de algunos animales y toda clase de cosas que provenían de la tierra, físicamente eran más jóvenes y hacían verdaderos Spa dentro de casa, pues bien este era uno de los tantos factores que les ofrecía la madre naturaleza.

Te invitamos hacer la prueba con paciencia, enfocando todas tus ganas para resultados exitosos, y si puedes añadir un poco de ejercicio, mejorando en algo tu alimentación el resultado será sorprendente, en este artículo te compartimos algunas mascarillas y tips para crear días de Spa en tu habitación.

Mascarilla de aguacate, vitamina E y aceite de almendras (cutis seco).

Cuando se trata de hidratar la piel y combatir arrugas, el aguacate es un ingrediente natural muy eficaz, nutre y cuida la piel seca ayudando a brindar flexibilidad a la piel. Para prepararla, mezcla medio aguacate, dos cucharadas de aceite de almendras y el contenido de dos cápsulas de vitamina E en un recipiente, remueve hasta obtener una pasta homogénea. Aplica la mezcla por todo el rostro y deja actuar por 30 minutos. Retira con una toalla húmeda y listo.

Para reafirmar el Rostro.

Unos trozos de melocotón maduros y la clara de un huevo, mézclalo todo bien con la batidora y después aplica la mascarilla sobre el rostro y deja actuar 20 minutos. Retira con agua fría. El melocotón ayuda a dar vida a las pieles apagadas.

Para una limpieza a profundidad.

La piel necesita una limpieza a fondo de vez en cuando. Coge un poco de aceite de almendras, media cucharada de miel y un poco de zumo de limón, aplica la mascarilla sobre el rostro, déjala 15 minutos y después aclara con agua templada.

Mascarilla Purificante.

Si quieres dar un paso más y preparar una mascarilla purificante, mezcla una cucharada de espirulina en polvo con agua. Masajea el rostro con la mezcla y deja 10 minutos. Después retira con agua fría y observarás que tu rostro tiene más luz y brillo.

Para mejorar el tono.

El aguacate es una fuente de vitaminas, por lo que esta mascarilla es ideal si tu piel es seca o suele estar irritada. Tritura medio aguacate y añade dos cucharadas de miel y deja actuar durante 20 minutos.

Antiedad.

Esta mascarilla de zanahoria y yogur tiene un efecto tensor que ayudará a reducir los primeros signos de envejecimiento. Necesitas 2 zanahorias trituradas, zumo de medio limón y dos cucharadas de yogur. Deja actuar durante media hora y retírala con agua fría.

Si tienes puntos negros.

Estás buscando un remedio natural esta es tu mascarilla. El limón actúa como astringente de la piel, sirviendo también como potente exfoliante. Solo tienes que mezclar aceite de oliva con zumo de medio limón y dejar actuar durante 15 minutos. Si tienes la piel sensible no te apliques esta mascarilla, ya que el efecto del limón te causará irritaciones en la piel.

Antiedad.

Moja unos algodones en una mezcla de agua y leche colócalos sobre el rostro. Después retira y aclara.

Para el acné.

Prepara una infusión de manzanilla, coge el tallo de una planta de aloe vera y sácale el líquido para añadirlo a la manzanilla. Después, añade un puñado de cilantro, tritura la mezcla y coloca la masa en el rostro durante 15 minutos. Después, retira con agua templada.

Para un día o varios de total disfrute con tus mascarillas, haz Spa en tu habitación, esto puede ayudar a bajar la intensidad emocional y te damos algunos tips:

  • Organiza tu recamara y déjala impecable un día anterior, si no tienes el hábito de tenerla en orden y limpia, te recordamos que es tu santuario el lugar donde descansas y debes honrarlo en todo momento, desde este punto de vista estamos seguros lograras un verdadero santuario.
  • Si tienes humificador coloca unas gotitas del aroma de tu preferencia, pero si tienes de menta te la super recomendamos, destapa vías respiratorias, es super fresco y le ofrece a tu mente la sensación de bienestar, también puede ser un buen incienso (hay de menta verde).
  • Abre tus cortinas y deja que la luz del medio ambiente, encienda tus células, le permita a la luz natural actuar, o si prefieres hacerlo por la noche a media luz y un par de velitas te dará un efecto relajante.
  • Escucha música relax, sonidos de la naturaleza, mantras. meditaciones mientras y recuéstate sobre tu cama a disfrutar de la mascarilla de tu preferencia, si deseas una sensación deliciosa en el cuerpo en lo que pasa el tiempo de pose ocupa sabanas de satín y ¡desnúdate!
  • Puedes meterte a darte duchar al terminar el tiempo de la mascarilla con agua tibia, si tienes tina que mejor que una buena sal marina y sino bajo la ducha prepara con antelación sal de grano con algún aceitito de tu preferencia para exfoliar todo tu cuerpo.
  • Por último, al salir de la ducha ten un té de tu preferencia para saborear después de este cálido disfrute.

Deseamos este artículo sea de gran goce y te anime hacer algo diferente dentro de casa, con unas suculentas consecuencias en tu aspecto físico y emocional.

Recibe un fuerte abrazo y esperamos lo disfrutes.

YC!