20/Oct/2020
pexels-lina-kivaka-1524232-scaled.jpg?fit=1200%2C1800&ssl=1

¿Te cuesta trabajo comprender los libros qué lees?, ¿Cuándo terminas de leer no recuerdas con exactitud o se te olvida la mayor parte?. Aquí te dejamos algunos tips para una mejor comprensión de tus lecturas.

  1. Vuelve a leer.
    Si quieres profundizar, volver a leer es una de las mejores opciones ya que cuando sabemos de qué trata, los detalles que en un principio pudimos pasar por alto serán mucho más obvios tras la segunda lectura.
  2. Lee entre líneas.
    Cuando nos encontramos muy conectados en la lectura de un texto y tenemos problemas con el significado de una palabra pero no disponemos de herramientas para averiguar su significado, debemos fijarnos en las partes del texto que la rodean. Este método consiste en la comprensión de una palabra cuyo significado desconocemos ubicándola en contexto con el resto del texto, al final todo se basa en emplear la lógica.
  3. Lee en voz alta.
    Todo adquiere mayor sentido cuando lo decimos en voz alta puesto que es mucho más sencillo entender algo cuando se explica mediante la voz en lugar de leyendo para uno mismo. Si leemos algo y resulta que no lo hemos comprendido por completo, repetirlo en voz alta es una idea a tener en cuenta.
  4. Haz un resumen.
    Cuando terminamos de leer puede que alguno de los detalles no hayan quedado del todo claros. En este caso reunir los datos más importantes del texto puede servir como ayuda para llenar esos pequeños huecos argumentales que no quedaron completamente claros.
  5. Ubica las palabras claves
    Normalmente los escritores colocan palabras claves, palabras que se repiten a lo largo del texto y que ayudan al lector a prestar mayor atención de manera inconsciente en eso que el autor quiere remarcar. Ubicar esas palabras clave puede resultar de gran ayuda para la comprensión del texto.
  6. Haz tus propias teorías.
    Algo que siempre está en nuestra mente es la expectativa, expectativa ante cualquier cosa. Hacer predicciones de cómo terminará el texto nos ayudará a involucrarnos en el mismo.
  7. Organizadores de texto
    A la hora de estudiar o comprender un texto de mayor extensión, los organizadores de texto pueden convertirse en nuestros mayores aliados. Puede que los conozcamos como mapas conceptuales.
  8. Evalúa lo aprendido
    Si existe algo que no haya quedado del todo claro y somos conscientes de ello desde un principio, es mucho mejor percatarse de ello a tiempo para poder corregirlo.
  9. ¡Para!
    No somos máquinas por lo que de la misma manera que nuestros músculos se cansan después de realizar una actividad física, nuestros ojos y nuestra mente también pueden sentir ese cansancio. Con periodos de tiempo leyendo sin apenas descanso, lo más probable es que nuestra compresión y atención disminuyan considerablemente.
  10. Toma nota.
    Los apuntes son una parte importante del aprendizaje puesto que nos sirven de repaso. Sirven para ubicar los puntos importantes del texto y para organizar la estructura del mismo. Unas notas realizadas a mano nos ayudarán a tener las ideas mucho más claras y ordenadas.
  11. Ajusta el ritmo en el que lees
    Es muy probable que cuando comencemos a leer un texto vayamos mucho más rápido pero conforme avancemos en el relato el ritmo de lectura disminuya ya que nuestra mente se cansa antes. Llegados a este punto no debemos agobiarnos, la comprensión es más importante que la velocidad. Aquí el que comprende gana.

Para tener una mayor comprensión del texto no es suficiente con leerlo, cuestiona el texto, a medida que vayamos leyendo debemos tomarnos el tiempo que sea necesario para cuestionar el contenido. Realizar preguntas acerca de lo que estamos leyendo nos ayudará a comprender su planteamiento al mismo tiempo que puede proporcionarnos una nueva perspectiva. Si nos cuestionamos eso que hemos leído, seremos capaces de interpretar mucho mejor el relato.

Nos despedimos de ti, esperando que estos tips te sean de gran utilidad y te vuelvas un amante de la lectura, recibe nuestros más afectuosos saludos.

cancun compra y renta