16/May/2022
pexels-pixabay-289998-scaled.jpg?fit=1200%2C900&ssl=1

Existen en verdad limitaciones al momento de comprar o pretender adquirir otro inmueble o son solo nuestros pensamientos que no, nos permiten ni siquiera visualizarlo. Te has puesto analizar que tan solo al momento de imaginar en adquirir una vivienda ¿no te permites ni siquiera soñarlo?

Generalmente nuestras decisiones las basamos en acuerdos, creencias, fidelidades, juramentos, al momento de tomar decisiones, te dejo el recorrido y ejemplos de lo que pensamos al tomar dichas decisiones (puede servirte para diversas  áreas de tu vida), así puedes observar los espacios en que muchas veces tus elecciones no te dejan ir por las posibilidades que la vida tiene reservadas para ti.

Recorrido:

Decisiones, acuerdos, creencias, fidelidades, juramentos, promesas, elecciones, renuncias, distractores, pensamientos obsesivos compulsivos, ¿Qué has hecho al respecto?

Ejemplos:

Decisiones: Si quiero, pero no me alcanza, gano tan poco.

Acuerdos: Así le paso a mis padres, ¿por qué para mí sería diferente?, nadie de mi familia lo ha logrado y si lo logro ¿Cómo lo tomarán? Me veré tan engreído, mejor sigo así y no los hago sentir menos.

Creencias: Me reafirmo una y otra vez que no tengo ni tendré, soy pobre, esa es mi realidad, no hay cambios y es mejor así.

Fidelidades: A la idea de la pobreza que aprendí en cuanto la economía y mi sistema familiar.

Juramentos: Yo igual que todo mi sistema familiar.

Promesas: Mejor pobre, pero feliz.

Elecciones: Estoy bien así, así me tocó vivir.

Renuncias: A todas las oportunidades y sorpresas que tiene la vida para mí.

Distractores: Pensamientos, ideas, estereotipos de la televisión, amigos que me siguen comprobando lo mismo, mi realidad.

Pensamientos obsesivos compulsivos: Los mismos que se repiten una y otra vez, no puedo deshacerme de ellos, por lo tanto, les doy mi poder, mis dones y no lo logro ver mis alcances.

¿Qué has y estás haciendo al respecto para salir de ahí y permitir que la vida te de lo que sueñas?

Se dice que el cambio que viviremos para el 2024 será tan sorprendente como una necesidad en los servicios que hoy por hoy tenemos, esperamos que la información aquí proporcionada te sea de utilidad, recibe un fuerte abrazo.

YC!


16/May/2022
pexels-photo-1248582.jpeg?fit=1200%2C800&ssl=1

¿Decidiste por fin dejar de pagar renta o independizarte? ¡Felicidades! La decisión de comprar un inmueble es una decisión muy importante y la emoción debe tener un lugar propio así como la responsabilidad y posible riesgo que estás por aceptar, y ojo en esto ya que te llevará por una montaña rusa de emociones por las múltiples visitas a casas en venta.

Búsqueda de propiedad.
Comprar un inmueble es una experiencia única y diferente a cualquier otra compra que hayas hecho en tu vida. Antes que nada, deberás revisar tu bolsillo para saber cuál es el presupuesto que tienes y el tipo de vivienda que quieres comprar.

Encontrar el hogar de tus sueños implica una ardua búsqueda, pero te puedes apoyar en los portales inmobiliarios, los típicos carteles fuera de las casas en venta, revistas especializadas.

Cualquiera que sea tu decisión, lo recomendable es visitar la casa, revisar las instalaciones, la zona (donde deberás fijarte en elementos como la seguridad, los servicios que se encuentran en la periferia, las vías de transporte y demás elementos necesarios para desarrollar una vida ahí).

La compra del inmueble.
Una vez elegido el inmueble es momento de comprar. Si es tu primera vez, te recomendamos solicitar los servicios de un agente inmobiliario, él te facilitará el proceso de compra de una casa: se asegurará de que los documentos estén en orden (en el Registro Público de la Propiedad) y posiblemente te facilitará las negociaciones. Los honorarios de esta figura se incluyen en el precio final de la casa.

Al visitar la casa que deseas comprar realiza un breve cuestionario con las cosas que necesitas saber, como, datos básicos del inmueble, asegúrate de que esté inscrito en el Registro Público de la Propiedad

Precio total de la vivienda: al precio total deberás agregarle 9% entre avalúo y gastos de escrituración del inmueble.

Montos y plazos de pago.
¿Cuánto debes invertir en una casa? Al igual que el porcentaje de la renta, no debe rebasar el 30 o 35% de tu ingreso mensual. Si ya tomaste en cuenta la zona en la que quieres vivir y los servicios aledaños, ya tienes una idea de cuánto pagarás al mes durante mínimo 10 años.

Si cuentas con un crédito del Infonavit o del Fovissste, esto te servirá de mucho a la hora de planear la compra de un inmueble. Estos créditos son otorgados a través de tu empleo, y si estás casado puedes juntar tu crédito con el de tu pareja. Otra fuente de crédito son los que puedes obtener en los bancos. Al respecto debes prestar atención a la tasa de interés que cada uno te ofrece por el préstamo.

Al conseguir un crédito hipotecario es recomendable que consideres:

Tasa de Interés: es el costo que tendrá el crédito (se expresa en porcentaje)

Costo Anual Total (CAT): indicador del costo total del financiamiento. Este sirve como comparación entre créditos.

Pago por mil: El pago de intereses por cada 1,000 pesos que te presten.

Comisiones de apertura y cargos moratorios: El pago que se debe efectuar al contratar un crédito y lo que te cobrarán en caso de que te atrases en las mensualidades.

Costos notariales: Costo de los trámites de avalúo, investigación, trámites de contrato y escrituración. Este importe se cubre en el momento de la firma del contrato de compraventa.

Contrato y escrituras.
Una vez que hayas hecho la compra, debes firmar un contrato, necesitarás a un notario y se encargará de poner por escrito los términos del contrato, la legalidad de la propiedad y demás necesidades. El contrato debe establecer el plazo de los pagos, el monto mensual, las condiciones de entrega del inmueble.

Este contrato debe ser revisado y deberás tener una copia. Una vez que has comenzado a pagar una casa, las escrituras no serán tuyas hasta el último pago. Para firmarlas, también necesitarás la ayuda de un notario público. Este será el último paso para que seas dueño del inmueble y de este documento se emitirán dos copias: una para ti, y otra para el notario, que se encargará de llevarlas al Registro Público de la Propiedad.

Ahora que tienes una noción de que hay que saber, puedes empezar la búsqueda de tu nuevo hogar, esperamos que esta información sea de valiosa ayuda, nos despedimos de ti esperando este artículo sea de gran apoyo.

Recibe nuestros más afectuosos saludos.

¡Inmobiliaria Cancún Compra y renta!