20/Oct/2020
pexels-photo-1248582.jpeg?fit=1200%2C800&ssl=1

¿Decidiste por fin dejar de pagar renta o independizarte? ¡Felicidades! La decisión de comprar un inmueble es una decisión muy importante y la emoción debe tener un lugar propio así como la responsabilidad y posible riesgo que estás por aceptar, y ojo en esto ya que te llevará por una montaña rusa de emociones por las múltiples visitas a casas en venta.

Búsqueda de propiedad.
Comprar un inmueble es una experiencia única y diferente a cualquier otra compra que hayas hecho en tu vida. Antes que nada, deberás revisar tu bolsillo para saber cuál es el presupuesto que tienes y el tipo de vivienda que quieres comprar.

Encontrar el hogar de tus sueños implica una ardua búsqueda, pero te puedes apoyar en los portales inmobiliarios, los típicos carteles fuera de las casas en venta, revistas especializadas.

Cualquiera que sea tu decisión, lo recomendable es visitar la casa, revisar las instalaciones, la zona (donde deberás fijarte en elementos como la seguridad, los servicios que se encuentran en la periferia, las vías de transporte y demás elementos necesarios para desarrollar una vida ahí).

La compra del inmueble.
Una vez elegido el inmueble es momento de comprar. Si es tu primera vez, te recomendamos solicitar los servicios de un agente inmobiliario, él te facilitará el proceso de compra de una casa: se asegurará de que los documentos estén en orden (en el Registro Público de la Propiedad) y posiblemente te facilitará las negociaciones. Los honorarios de esta figura se incluyen en el precio final de la casa.

Al visitar la casa que deseas comprar realiza un breve cuestionario con las cosas que necesitas saber, como, datos básicos del inmueble, asegúrate de que esté inscrito en el Registro Público de la Propiedad

Precio total de la vivienda: al precio total deberás agregarle 9% entre avalúo y gastos de escrituración del inmueble.

Montos y plazos de pago.
¿Cuánto debes invertir en una casa? Al igual que el porcentaje de la renta, no debe rebasar el 30 o 35% de tu ingreso mensual. Si ya tomaste en cuenta la zona en la que quieres vivir y los servicios aledaños, ya tienes una idea de cuánto pagarás al mes durante mínimo 10 años.

Si cuentas con un crédito del Infonavit o del Fovissste, esto te servirá de mucho a la hora de planear la compra de un inmueble. Estos créditos son otorgados a través de tu empleo, y si estás casado puedes juntar tu crédito con el de tu pareja. Otra fuente de crédito son los que puedes obtener en los bancos. Al respecto debes prestar atención a la tasa de interés que cada uno te ofrece por el préstamo.

Al conseguir un crédito hipotecario es recomendable que consideres:

Tasa de Interés: es el costo que tendrá el crédito (se expresa en porcentaje)

Costo Anual Total (CAT): indicador del costo total del financiamiento. Este sirve como comparación entre créditos.

Pago por mil: El pago de intereses por cada 1,000 pesos que te presten.

Comisiones de apertura y cargos moratorios: El pago que se debe efectuar al contratar un crédito y lo que te cobrarán en caso de que te atrases en las mensualidades.

Costos notariales: Costo de los trámites de avalúo, investigación, trámites de contrato y escrituración. Este importe se cubre en el momento de la firma del contrato de compraventa.

Contrato y escrituras.
Una vez que hayas hecho la compra, debes firmar un contrato, necesitarás a un notario y se encargará de poner por escrito los términos del contrato, la legalidad de la propiedad y demás necesidades. El contrato debe establecer el plazo de los pagos, el monto mensual, las condiciones de entrega del inmueble.

Este contrato debe ser revisado y deberás tener una copia. Una vez que has comenzado a pagar una casa, las escrituras no serán tuyas hasta el último pago. Para firmarlas, también necesitarás la ayuda de un notario público. Este será el último paso para que seas dueño del inmueble y de este documento se emitirán dos copias: una para ti, y otra para el notario, que se encargará de llevarlas al Registro Público de la Propiedad.

Ahora que tienes una noción de que hay que saber, puedes empezar la búsqueda de tu nuevo hogar, esperamos que esta información sea de valiosa ayuda, nos despedimos de ti esperando este artículo sea de gran apoyo.

Recibe nuestros más afectuosos saludos.

¡Inmobiliaria Cancún Compra y renta!

 


20/Oct/2020
puntos-infonavit-credito-hipotecario.jpg?fit=800%2C399&ssl=1

Puntos INFONAVIT

Los puntos Infonavit son un sistema para seleccionar a los derechohabientes de este instituto que tienen el derecho de tramitar su crédito hipotecario. Ls puntos se calculan con base en el sueldo y la edad, el tiempo consecutivo que lleva haciendo las aportaciones al Infonavit y el ahorro que acumulado en la Subcuenta de Vivienda.

 

¿Qué son los puntos Infonavit?

El Infonavit utiliza el sistema de puntos para seleccionar a los derechohabientes que estan calificados para obtener un crédito. Para obtener estos puntos debes tener una relación laboral, estar inscrito en el Seguro Social y que tu patrón realice las aportaciones correspondientes al Infonavit. Con estos puntos, el Infonavit certifica si ya eres candidato a un crédito hipotecario.

 

¿Cómo se calculan los puntos Infonavit?

La cantidad de puntos que obtengas se basa de acuerdo con:

a) Tu salario, que se calcula como veces el salario mínimo, y tu edad (mientras más ganes y más joven seas, adquieres más puntos); b) El tiempo consecutivo que lleves haciendo aportaciones al Infonavit; c) El ahorro que lleves acumulado en tu Subcuenta de Vivienda.

SALARIO SVC
Edad / Años 1.0 a 2.6 2.7 a 3.6 3.7 a 5.2 5.3 a 6.7 6.8 a 11 11.1 o más
Hasta 17 30 31 32 34 39 40
18 a 20 56 57 58 60 65 66
21 a 34 60 61 62 64 69 70
35 a 42 63 64 65 67 72 73
43 a 49 66 67 68 70 75 76
50 o más 51 52 53 55 60 61

B) A continuación se muestran los puntos que te dan los bimestres de cotización continua que lleves:

Bimestres Puntos
6 a12 16
13 a 15 23
16 o más 18

C) Y ya por último se te otorgará una determinada cantidad de puntos de acuerdo a cada salario mensual integrado al saldo de tu subcuenta de vivienda, según la siguiente tabla:

Limite inferior Limite superior Puntos
0.00 1.70 24
1.71 2.20 27
2.21 2.60 31
2.61 3.10 33
3.11 3.70 35
3.71 4.50 37
4.51 Sin Limite 39

¿Cómo sé cuántos puntos tengo?

El puntaje mínimo que pide el Infonavit para poder tramitar tu crédito hipotecario es de 116 puntos acumulados. Para conocer tu cantidad de puntos Infonavit, debes tener a la mano tu número de seguridad social (NSS) y entrar al simulador de crédito Infonavit. Con esta precalificación podrás ver los puntos que llevas acumulados, el monto máximo del crédito que puedes obtener, el saldo de tu Subcuenta de Vivienda y la mensualidad que tendrías que pagar por tu crédito hipotecario. Además puedes conocer otros gastos que tendrías que hacer relacionados con los impuestos y derechos de la compra de la vivienda.

Si aún no tienes los 116 puntos Infonavit, el simulador de crédito te indica en qué fecha podrás alcanzar esta puntuación. Si quieres adquirir antes de esta fecha tu crédito hipotecario, otra opción que tienes es tramitar un Crédito Seguro Infonavit.

Si ya tienes los 116 puntos Infonavit o más, puedes comenzar tu trámite para comprar casa. Debes llenar la solicitud de crédito Infonavit, reunir los documentos que solicita el Instituto, que varían según cada tipo de crédito, y llevarlos a la oficina del Infonavit que te quede más cerca.


20/Oct/2020
Infonavit.png?fit=1200%2C1100&ssl=1

  • Tu ahorro en el Infonavit
Tu ahorro en el Infonavit

¡Ya eres derechohabiente del Infonavit! Es importante que sepas lo que puedes hacer con los recursos que están depositados en tu Subcuenta de Vivienda, y que constituyen tu ahorro gracias a las aportaciones que hace tu patrón cada bimestre y que generan rendimientos:

Sumarlo al crédito que te otorgue el Infonavit cuando reúnas los 116 puntos necesarios para comprar una vivienda nueva o usada de mayor valor.
Liquidar un crédito hipotecario que tengas contratado con alguna entidad financiera.
Obtener un crédito no hipotecario para ampliar o remodelar tu vivienda.
Rentar una vivienda en los conjuntos habitacionales participantes.
Garantizar el pago de tu crédito en caso de que pierdas tu empleo y no puedas seguir haciéndolo.
Mejorar el monto de tu pensión llegado el momento de tu retiro y así concluir tu vida laboral con mayor tranquilidad.

Para mayor información entra a Tu ahorro en el Infonavit o a En qué puedes usar tu crédito.

  • Todo sobre tu Afore
Todo sobre tu Afore

Las Afore (Administradoras de Fondos para el Retiro) no son bancos ni aseguradoras, son entidades financieras que se dedican a administrar las cuentas individuales de los trabajadores y tienen como objetivo:

Resguardar tu dinero y hacerlo crecer.
Mantenerte informado del saldo de cada subcuenta que administran.
Asesorarte en cuanto a los retiros que puedes hacer de tu cuenta individual.

Ahora que comienzas tu vida laboral debes saber que tienes una cuenta individual, la cual se subdivide en 4 subcuentas que forman parte del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), y una de ellas es la subcuenta de vivienda en la que se guardan las aportaciones del 5% de tu salario base de cotización que hace tu patrón al Infonavit.

Elige tu Afore

Es importante que elijas una Afore para que ahí se resguarden tus ahorros, ya que si no cuentas con una no podrás solicitar un crédito para vivienda en el Infonavit, así como, dar seguimiento al ahorro de tu subcuenta.

Antes de registrarte en una Afore, te recomendamos revisar las opciones que hay y considerar tres factores: los rendimientos que te da a ganar, la comisión que te cobra y los servicios que te ofrece. Escoge la que más te convenga, el trámite no tiene costo.

Para más información sobre los pasos y requerimientos para registrarte en una Afore entra a la Consar.

Importante

Revisa cuidadosamente que todos los datos que proporciones a tu Afore sean los correctos (nombre, CURP, RFC y NSS).
Consulta en el estado de cuenta de tu Afore la información detallada de tu cuenta individual.
Si no recibes tu estado de cuenta, repórtalo a tu Afore.
Si en tu estado de cuenta detectas que el saldo de tu Subcuenta de Vivienda no se incrementa con las aportaciones de tu patrón, marca a Infonatel al 9171 5050 en la Ciudad de México o al 01800 008 3900 desde cualquier parte del país y pregunta qué procede.

  • Tus datos de identificación
Tus datos de identificación

Con estos datos el Infonavit puede identificarte como propietario de tu Subcuenta de Vivienda:

Número de Seguridad Social (NSS). Es importante que conozcas tu Número de Seguridad Social, ya que será tu llave de acceso para cuando solicites algún trámite o servicio en el Infonavit o en tu Afore.
Clave Única de Registro de Población (CURP). Tu Afore le informa al Infonavit la CURP registrada y asociada a tu NSS.
Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Tu Afore le informa al Infonavit el RFC registrado y asociado a tu NSS. Es muy importante que verifiques que tu RFC se encuentre registrado correctamente en el Infonavit; de no ser así, ya puedes actualizarlo desde Mi Cuenta Infonavit, solo necesitas tu firma electrónica avanzada (e-firma) o tu recibo de nómina digital (CFDI).
Nombre y apellidos. Deben ser exactamente los mismos que se encuentran en tu acta de nacimiento. Tu Afore le informa al Infonavit estos datos registrados y asociados a tu NSS.

Importante

Si algún dato no está correcto en tu estado de cuenta, solicita a tu Afore su corrección. [/typo_tab] [typo_tab title=”¿Qué es la precalificación?”] La precalificación te permite saber si cumples con los requisitos, el puntaje obtenido y el monto máximo para ejercer tu crédito hipotecario Infonavit. Los factores que se consideran son tu edad y tu salario, tu ahorro en la Subcuenta de Vivienda y los bimestres que has cotizado al Instituto de manera continua.

Para precalificarte entra aquí.

Importante

Los requisitos y pasos que debes seguir para solicitar un crédito se establecen en función del producto que elijas.